Tortugas enfermedades comunes

Las enfermedades más comunes de las tortugas

Si estás pensando en adoptar una tortuga o si ya compartes tu hogar con algún ejemplar, en este artículo de Para Tortugas hablaremos de las enfermedades más comunes entre las tortugas, tanto de agua como de tierra.

Reconociendo los síntomas de la enfermedad en la tortuga.

  • Hinchazón de los ojos.
  • Toser o estornudar.
  • Cambio de apetito.
  • Cambios de comportamiento.
  • Manchas o anomalías del caparazón.
  • Diarrea.

Enfermedades comunes de las tortugas terrestres y de agua: infecciones respiratorias

Los cambios bruscos de temperatura que pueden ser provocados por una mala regulación de la temperatura del agua o las corrientes de aire son la principal causa de infecciones respiratorias en las tortugas, que, como nosotros, son susceptibles a los resfriados.

Los síntomas que observaremos en estos casos son:

  • Respirar con la boca abierta.
  • Mocos y secreciones nasales.
  • Pérdida de apetito.
  • Debilidad y somnolencia.

En estos casos es prioritario aumentar la temperatura del agua para fortalecer el sistema inmunológico del animal, si al cabo de unos días no notas una mejoría tendrás que acudir de inmediato a tu veterinario, para evitar que el resfriado degenere en neumonía.

Tortugas Diarrea y estreñimiento

Tortugas enfermedades comunes. La diarrea y el estreñimiento no son solo las dos caras de una misma moneda: problemas provocados por un mal tránsito intestinal. En el caso de la diarrea, generalmente es causada en las tortugas por comer en exceso, generalmente frutas o verduras, o una mala alimentación. Si el estreñimiento es el problema, el animal probablemente ingiera una dieta baja en fibra. Sin embargo, esta perturbación también puede ocurrir porque el acuario o el espacio donde se mueve el animal es demasiado pequeño. Para tratar el estreñimiento, además de las correcciones dietéticas enumeradas, puedes ofrecerles un baño con agua tibia que cubra la parte inferior del caparazón. Para tratar o prevenir la diarrea es importante mantener el agua del acuario siempre limpia y ser precisos con la higiene de la tortuga. Además, si tienes diarrea debes reducir la cantidad de agua en tu dieta hasta que el tránsito intestinal haya vuelto a la normalidad.

Tortugas Enfermedades oftalmológicas

Las tortugas son animales muy susceptibles a las infecciones oculares. Lo puedes saber fácilmente, si tu tortuga tiene los ojos cerrados o hinchados, y además de no tener apetito. La causa suele ser una deficiencia de vitamina A o agua sucia. Como primer tratamiento deberás proceder a una limpieza ocular con suero fisiológico, dos veces al día. Si no notas ninguna mejoría tendrás que contactar con tu veterinario para que decida el tipo de tratamiento a seguir que puede ser antibiótico o un suplemento nutricional a base de vitamina A.

Tortugas Enfermedad metabólica ósea

Tortugas enfermedades comunes. El piramidismo afecta a las tortugas terrestres y es un trastorno que se percibe fácilmente a través del caparazón. Este último, de hecho, se hincha y se eleva y, en los casos más graves, puede convertirse en un problema grave. Esta enfermedad está directamente relacionada con una mala alimentación, aunque la falta de humedad y la exposición excesiva a la luz solar, así como enfermedades endocrinas, pueden desencadenarla. Aunque esta enfermedad no tiene tratamiento, el diagnóstico veterinario precoz es muy importante para reducir los problemas del animal y mejorar su calidad de vida.

Lesión en el caparazón o las piernas

Tortugas enfermedades comunes. Finalmente, entre las dolencias más comunes también encontramos lesiones que pueden afectar las patas o el caparazón de la tortuga. Incluso si no son patologías reales, estos accidentes pueden generar complicaciones incluso graves y, por lo tanto, deben ser monitoreados. De hecho, las tortugas pueden lastimarse al caer, o por arañazos o mordeduras, si conviven con otros reptiles herbívoros. Si la tortuga simplemente tiene un rasguño, simplemente limpie el área con agua y jabón neutro, y luego desinféctela con una solución de yodo disuelta en agua. Por el contrario, si la herida es más profunda es fundamental acudir con prontitud al veterinario.

Este artículo es meramente informativo, en Para Tortugas no tenemos derecho a prescribir tratamientos veterinarios ni a realizar ningún tipo de diagnóstico. Te animamos a que lleves a tu mascota al veterinario por si presenta algún tipo de molestia o malestar.

Si tienes algunas preguntas o algún consejo házmelo saber en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba